¿Fijo discontinuo?

Los trabajadores fijos discontinuos son aquellos que tienen un contrato indefinido pero que no trabajan todo el año. Es una modalidad de contrato que con más frecuencia se da en el sector de la hostelería y agricultura. Lo habitual es que con el término de la temporada, el empleador cese a sus trabajadores, liquidándoles lo trabajado y con la obligación de realizar un próximo llamamiento con el inicio de la siguiente temporada que suele coincidir con los meses de verano, sobre todo en zonas de costa.

¿Y si no hacen el llamamiento para la próxima temporada?

En este punto, muchos trabajadores se ven afectados ya que no reciben ningún tipo de comunicación, es decir, se produce en la siguiente temporada el “no llamamiento” y, por otro lado, tampoco reciben notificación de despido con su correspondiente indemnización. Esta falta de llamamiento es considerada como despido improcedente, o incluso despido nulo si se da por causas discriminatorias. En estos casos, el trabajador podrá reclamar el despido en el plazo de 20 días hábiles tras el conocimiento de esa falta de llamamiento.

De la misma forma, se debe considerar despido improcedente si se realiza el llamamiento tardío, o si tenemos noticia de que han llamado a otros trabajadores de inferiores categorías antes que a nosotros.

¿Cuándo puedo reclamar y que plazo tengo?

En estos casos, el trabajador podrá reclamar el despido en el plazo de 20 días hábiles tras el conocimiento de esa falta de llamamiento.

¿Por qué Martínez-Blanco Abogados?

En Martínez-Blanco Abogados tenemos un departamento dedicado al derecho laboral, habiendo intervenido en numerosos procedimientos de despido de trabajadores fijos discontinuos con éxito, al ser el despacho líder en Baleares y Alicante, territorio donde el contrato fijo-discontinuo es el más extendido. Si es tu caso, llámanos; analizaremos tu caso y te guiaremos paso a paso.