Un despido disciplinario es cuando, a causa del trabajador y en caso de falta grave, se ve extinguida su relación laboral con la empresa.

 

Las causas más comunes de despido disciplinario son:

  • Absentismo laboral.
  • Falta de disciplina u obediencia.
  • Acoso verbal y/o físico hacia cualquiera de los compañeros, así como acoso por motivos raciales, religiosos, de edad, sexo u orientación sexo-afectiva.
  • Disminución del rendimiento de trabajo.
  • Embriaguez o drogodependencia, que afecte negativamente al desempeño de las funciones.

 

¿Tienen que avisarme si me van a despedir de manera disciplinaria?

 

El despido disciplinario debe ser avisado al trabajador por escrito, indicando los motivos que llevan al empleador a tomar dicha decisión, así como dejar clara constancia de la fecha en la que se hará efectivo el despido.

 

No estoy de acuerdo con mi despido, ¿qué puedo hacer?

 

Si no está de acuerdo con su despido, puede reclamarle a la empresa, representado por un Letrado, para que su despido sea declarado improcedente.

 

¿Tengo derecho a paro e indemnización si me han despedido disciplinariamente?

 

Si le han despedido, aunque éste se haya dado de manera disciplinaria, tiene derecho a percibir la prestación por desempleo, siempre que se reúnan los requisitos para percibirla. Sin embargo, si no reclama el despido disciplinario, no se tiene derecho a indemnización a no ser que sea declarado improcedente tras su reclamación.

 

Desde Martinez-Blanco Abogados, con el fin de brindar la mejor defensa de nuestros clientes, realizamos tanto la Fase de Conciliación como la Fase Judicial ante el Juzgado de lo Social, consiguiendo un porcentaje de éxito del 98,7%.

 

Contacte con nosotros y será atendido por uno de nuestros Letrados especializados en Derecho Laboral, que analizará toda la documentación sobre su caso, elaborará un Estudio Jurídico para indicarle las vías más recomendables para la reclamación en su caso en particular, y resolverá todas sus dudas de manera totalmente personalizada.