La última sentencia sobre cláusula suelo con retroactividad total obliga a Targobank (Grupo Banco Popular) a devolver más de 12.000 euros a un matrimonio mallorquín. Más del doble que si hubiera sido únicamente desde mayo de 2013.                                                                                                                                                                                       

El Juez de Primera Instancia Número 4 de Inca, ha estimado la demanda representada por Martínez-Blanco Abogados amparando la retroactividad total sobre la cláusula suelo impuesta en el préstamo hipotecario concedido por Targobank, entidad financiera perteneciente al Grupo Banco Popular. Esta resolución sigue el criterio de la última sentencia del Tribunal de Justicia Europeo en la que, en este caso, obliga a la entidad a devolver más de 12.000€ por las cantidades cobradas de más desde el inicio del préstamo, más los intereses legales generados a favor del afetado y con condena a Targobank a abonar las costas procesales del procedimiento judicial.

Diversas entidades como Cajamar, BBVA o AbancaResultado de imagen para clausula suelo baleares en 2013 fueron condenados por el Tribunal Supremo a
suspender a todos sus clientes las cláusulas suelos ya que las consideró nulas por abusivas ya que la mayoría de cláusulas suelo impuestas carecen de reciprocidad y transparencia.

 

Anteriormente al criterio del Tribunal de Justicia de la Unión Europea, los jueces estimaban parcialmente las demandas interpuestas, en la mayoría de los casos, ya que el criterio de los mismo seguía el del Supremo, es decir, devolución desde el 2013. Por suerte, el nuevo criterio establecido por el Tribunal Europeo avala y defiende los intereses de los afectados, permitiéndoles reclamar todas las cantidades.

 

El Juez ha emitido su sentencia dictaminando que estima “íntegramente la demanda interpuesta y en consecuencia, declara la nulidad de la cláusula suelo contenida en el contrato de préstamo instrumentado en escritura pública y, condenando a Targobank a restituir al actor las cantidades cobradas como consecuencia de la aplicación de la cláusula que aquí se declara nula. Esas cantidades devengarán el interés legal desde que fueron abonadas, condenado a la demandada a abonar las costas.”

Este matrimonio mallorquín intentó extrajudicialmente reclamar su cláusula suelo impuesta del 3,25% en su préstamo con el fin de intentar conseguir una negociación con la entidad amistosamente, a lo que Targobank se negó rotundamente, finalmente tuvieron que acudir con el despacho mallorquín Martínez-Blanco Abogados.

Esta última sentencia emitida el 18 de enero de 2017 supone una de las primeras sentencias sobre cláusula suelo con retroactividad total en las Islas Baleares, después del nuevo criterio, el cual supone un apoyo al resto de afectados a interponer acciones para poder reclamar su dinero.