ley-segunda-oportunidad

La Ley de la Segunda Oportunidad o Mecanismo de Segunda Oportunidad tiene como objetivo textual: “que una persona física, a pesar de un fracaso económico empresarial o personal, tenga la posibilidad de encarrilar nuevamente su vida e incluso de arriesgarse a nuevas iniciativas, sin tener que arrastrar indefinidamente una losa de deuda que nunca podrá satisfacer”.

  • Requisitos para acogerse a la ``Ley de la Segunda Oportunidad``

    • El deudor deberá haber dado buena fe (todavía no ha sido declarado culpable del concurso y que haya celebrado o al menos intentado llegar a un acuerdo extrajudicial)
    • Liquidación de su patrimonio o se declare concluido el concurso por insuficiencia de masas. Si ocurren ambas situaciones, el deudor podrá ver como sus deudas se ven exoneradas en el momento en que haya satisfecho en su totalidad los créditos contra la masa, los créditos concursales privilegiados y el 25% de los créditos concursales ordinarios, si no existe acuerdo extrajudicial de pagos.
    • Que el máximo de la deuda (pasivo) no supere los cinco millones de euros.
    • No Haber sido condenado por delito contra el patrimonio y el orden socioeconómico. Contra Hacienda o la Seguridad Social en los diez años anteriores.

Aceptados los anteriores requisitos, aquellas deudas que no hayan quedado exoneradas, deberán ser pagadas en el transcurso de los cinco años siguientes a la conclusión del concurso.

Durante los siguientes cinco años del concurso, esta parte de la deuda no exonerada no puede generar intereses, por lo que no puede ser superior a la del momento del concurso.

Con esto, el deudor deberá presentar una propuesta de plan de pagos, una vez hecho deberá aprobado por el juez y modificado tantas veces como estime.

Después 5 años desde la concesión de la exoneración sin que se haya revocado el beneficio, el Juez del concurso, a petición del deudor concursado, dictará auto reconociendo con carácter definitivo la exoneración del pasivo insatisfecho en el concurso.

También podrá, atendiendo a las circunstancias del caso y previa audiencia de los acreedores, declarar la exoneración definitiva del pasivo insatisfecho del deudor que no hubiese cumplido en su integridad el plan de pagos pero hubiese destinado a su cumplimiento, al menos, la mitad de los ingresos percibidos durante dicho plazo que no tuviesen la consideración de inembargables.

¿Necesita asesoramiento en la Ley de la Segunda Oportunidad?

Contacte con Martínez-Blanco Abogados, le damos una respuesta a su caso en menos de 24h.

telefono-gratuito-martinez-blanco-abogados

Nosotros le Llamamos


Usted consiente, a través de la marcación de la presente casilla, al tratamiento de sus datos con las finalidades descritas en la Política de Privacidad.

Usted declara, a través de la marcación de la presente casilla, bajo su propia responsabilidad, tener cumplidos los catorce años de edad, respondiendo de manera exclusiva y personal de la veracidad de dicha declaración y asumiendo, por ende, las posibles responsabilidades legales al respecto.

Usted consiente, a través de la marcación de la presente casilla, para la recepción de comunicaciones comerciales y de cortesía relacionadas con nuestra entidad a través del teléfono, correo postal ordinario, fax, correo electrónico o medios de comunicación electrónica equivalentes.