dacion-en-pago

En caso de imposibilidad de pago de la hipoteca, la Ley española no contempla la exoneración completa de la deuda al entregar la vivienda como ocurre en E.E.U.U. o muchos países de la Unión Europea, sino que puede acarrear una deuda de por vida así como la pérdida de la vivienda.

En el caso de la Península Ibérica, el banco iniciará el correspondiente procedimiento de ejecución hipotecaria que finalizará con la subasta del inmueble. Si nadie puja por ella, queda desierta y siendo adjudicada a la entidad financiera  por un 70% de su valor (si la vivienda es la habitual).  Si este porcentaje no cubre el total de deuda pendiente más los gastos, el ejecutado además de perder el inmueble tendrá una deuda por el resto de por vida respondiendo y en consecuencia, comprometiendo todos sus bienes presentes y futuros.

El verdadero problema de las medidas de apoyo al hipotecado que estipula el Código de Buenas Prácticas (que recoge la dación en pago), la norma exige para su aplicación que la familia se encuentre en una situación económica, definida como umbral de exclusión, muy precaria. Sé exige que todos los miembros de la unidad familiar y otros codeudores carezcan de rentas derivadas del trabajo así como de otros bienes suficientes para hacer frente a la deuda, y también que la cuota hipotecaria supere el 60% de los ingresos de unidad familiar y codeudores Además de estos requisitos se establece otro límite cuantitativo que va en función del precio de adquisición del inmueble, que no debe superar esta escala:

  •  200.000€ para municipios de más de un millón de habitantes
  • 180.000€ para municipios de más de 500.000 habitantes.
  • 150.000€ para municipios de más de 100.000 habitantes.
  • 120.000€ para municipios de de menos de 100.000 habitantes.

El préstamo o crédito con garantía hipotecaria debe recaer sobre la única vivienda en propiedad del deudor y haber sido concedido para la adquisición de la misma.

  • ETAPAS DEL PROCESO HIPOTECARIO

    proceso-hipotecario-martinez-blanco-abogados

El doble límite establecido por los requisitos para considerar que el deudor se encuentra en situación de exclusión y por el precio de adquisición del inmueble limitará de forma más que considerable la aplicación de esta norma y dejará sin ningún tipo de protección a muchos hipotecados con situaciones verdaderamente complicadas y merecedoras de algún tipo de apoyo. Además de todo ello, la entrega de un inmueble en sustitución del pago de la deuda hipotecaria conllevará el pago del correspondiente impuesto, que puede tratarse del ITP  AJD o IVA, según el caso.

¿Se enfrenta ante un caso de Dación en Pago? Podemos Ayudarle

El Bufete Martínez-Blanco estudiará su caso, asesorándole las acciones más oportunas para solucionarlo.

Las alternativas para evitar esto son intentar pactar con el banco una carencia total algo, lo que puede que suponer no pagar nada durante un tiempo, dando una bocanada de aire fresco a deudor, pero la deuda se vería incrementada al tener que añadir los intereses de este periodo; pactar una carencia de capital para pagar solo la parte de intereses de la cuota hipotecaria y el capital no pagado se acumularía, pero la cuota puede llegar a reducirse temporalmente hasta un 50%; o pactar una dación en pago incluso conseguir un alquiler posterior en el inmueble entregado al banco.

telefono-gratuito-martinez-blanco-abogados

Nosotros le Llamamos


Usted consiente, a través de la marcación de la presente casilla, al tratamiento de sus datos con las finalidades descritas en la Política de Privacidad.

Usted declara, a través de la marcación de la presente casilla, bajo su propia responsabilidad, tener cumplidos los catorce años de edad, respondiendo de manera exclusiva y personal de la veracidad de dicha declaración y asumiendo, por ende, las posibles responsabilidades legales al respecto.

Usted consiente, a través de la marcación de la presente casilla, para la recepción de comunicaciones comerciales y de cortesía relacionadas con nuestra entidad a través del teléfono, correo postal ordinario, fax, correo electrónico o medios de comunicación electrónica equivalentes.