bonos-banco-popular-pastor

Es casi imposible que mejoren el 80% necesario para compensar la inversión inicial. Además, los expertos advierten de que si se conservan las acciones en algunos casos se puede entender que el inversor acepta el riesgo que conlleva ser accionista y puede jugar en su contra a la hora de una demanda favorable a recuperar el dinero.

Muy parecidos a los Valores Santander y Preferentes, y también conocidos como Bonos Convertibles se vendieron entre los clientes habituales de la entidad en 2009, por un importe de 700 millones de euros y cuya fecha inicial de vencimiento, en octubre de 2013, fue ampliada en una segunda versión de los bonos lanzada en 2012, hasta el 25 de noviembre de 2015. Las pérdidas se derivan de que el precio de conversión de la acción está fijado en 17,69 euros, cuando su cotización actual no llega a los 3,63 euros.

Se trata de un producto financiero de escasa transparencia vendido a pequeños clientes y ahorradores medios que veían en plena crisis esta inversión como una pequeña ilusión para el día de mañana, con unos conocimientos pobres sobre este tipo de finanzas y por supuesto con una máscara de información poco veraz y propaganda de“inversión segura”.  

En octubre de 2009, en plena crisis, Banco Popular y Pastor lanzó una emisión de 700 millones de bonos subordinados necesariamente canjeables, para “fortalecer los recursos propios adaptándolos a los nuevos criterios de elegibilidad relativos a la solvencia“, según se recogía en el folleto de lanzamiento.

Para captar ese capital, emitió bonos a un tipo de interés del euríbor a tres meses más un 4% hasta la fecha de vencimiento, inicialmente fijada para el 23 de octubre de 2013, momento en que los bonos se transformarían automáticamente en acciones del banco. El precio de conversión inicial estaba fijado en 7,01 euros por acción. El problema fue que casi desde el mismo día de la emisión las acciones del Popular entraron en caída libre.

Resultado de imagen de bonos banco popular

Para evitar el quiebre de la financiera esta lanzó una segunda versión de Bonos Canjeables provocando que el actual precio al cambio de esos bonos se sitúe en los 17,69 euros por título. Esto implica una pérdida sobre el capital inicial del 79,4%, pero que descontados los intereses que los afectados han cobrado durante todos estos años se quedaría alrededor del 35%, según datos del propio banco.

¿Aún puede reclamar?

La convertibilidad de estos Bonos supone la posibilidad de transformar un activo financiero en otro. Así, una determinada obligación (bono) puede convertirse en una acción o en otra clase de obligación. Las obligaciones convertibles o canjeables permiten a su propietario canjearlas por acciones en una fecha determinada.  Contacte con Martínez-Blanco Abogados para estudiar su caso con profundidad y ofrecerle el mayor numero de respuestas a sus preguntas así como los procedimientos más acertados para usted. Por nuestro compromiso con la justicia social, desde Martínez-Blanco Abogados no queremos que nadie se quede sin asesoramiento ni defensa por razones económicas, por lo que siempre trabajamos con presupuestos cerrados económicamente ajustados a sus necesidades ofreciéndoles facilidades de pago.

Nuestro éxito reside en una plantilla está compuesta por Letrados con amplia experiencia en campos concretos, ex Letrados-asesores de la CNMV o del Banco de España.  Así mismo, contamos con la colaboración permanente de dos ex Magistrados de Instancia y de Instrucción que hacen más acertada la labor procesal y técnica de nuestros Abogados.

Contacta con nosotros

Los mejores letrados en Derecho Bancario y Financiero atenderán su caso en menos de 24h.

telefono-gratuito-martinez-blanco-abogados

Nosotros le Llamamos


Usted consiente, a través de la marcación de la presente casilla, al tratamiento de sus datos con las finalidades descritas en la Política de Privacidad.

Usted declara, a través de la marcación de la presente casilla, bajo su propia responsabilidad, tener cumplidos los catorce años de edad, respondiendo de manera exclusiva y personal de la veracidad de dicha declaración y asumiendo, por ende, las posibles responsabilidades legales al respecto.

Usted consiente, a través de la marcación de la presente casilla, para la recepción de comunicaciones comerciales y de cortesía relacionadas con nuestra entidad a través del teléfono, correo postal ordinario, fax, correo electrónico o medios de comunicación electrónica equivalentes.